Juan Uslé. Switch on/switch off

Valencia

Arte

Ante nosotros una puerta a la oscuridad... a un viaje infinito, lleno de oscuridad y de color, para descubrir la obra de Juan Uslé que en sus propias palabras nos cuenta “esperar lo desconocido, lo imprevisible y, a veces lo inexplicable”.

Este espacio nos recuerda a estar dentro de un laboratorio fotográfico, a la magia de cómo aparece la imagen en la oscuridad y como desaparece, se solariza, si se enciende la luz.
 

 
En la presentación de la exposición en el CAC de Málaga, Juan Uslé, para comentar un grupo de pinturas negras que titula “soñé que revelabas” dijo, “¿estará esa mesa ahí si apagamos la luz?
Estas obras negras representan cuando el artista se deja llevar en su taller. En ellas busca la repetición, lo automático, por eso son tan parecidas.

Nosotros nos dejamos llevar por una luz roja que nos insinúa una serie de objetos... entre ellos una especie de mesa que parece que no acaba nunca...

En un momento determinado la luz cambia. La luz lo inunda todo y aparecen infinidad de colores, que nos recuerdan a las otras obras expuestas donde el artista trata de buscar la diferencia en cada una y lucha contra la idea de un estilo establecido.

Con la luz encendida empezamos a reconocer el espacio realmente, vamos familiarizándonos con el resto de las cosas que nos rodean.
La gran mesa que hay delante de nosotros, nos recuerda una obra de Juan Uslé, donde las bandas horizontales de colores poderosos se pierden en el infinito de la sala y parece que se nos escapan, que fluyen, que se desliza.

Nos sentamos alrededor de esta gran mesa en unos bancos que también generan una línea horizontal, ante nuestra atenta mirada se haya el material de trabajo.

Unas cubetas de diferentes colores nos invitan a zambullirnos en un viaje iniciático, como el viaje de Nemo. Como dice José Jiménez en su texto sobre Uslé “ El ojo de Nemo”, -”veinte mil leguas de viaje hasta el último confín de sí mismo”-.

Para trabajar dispondremos de un gran papel en blanco y como vehículo de este particular viaje, unos rodillos. Podremos hacer nuestra composición de infinitos paisajes con los diferentes tipos de rodillos y en diferentes direcciones.

Como sugiere el artista “Movimiento y ritmo compositivo reafirman la distorsión y proponen la disolución de la imagen o el descenso a las cavidades del recuerdo. No importa lo que signifiquen las imágenes; lo importante es trascender su ubicación como fragmentos de la memoria para llegar a conmover, sugerir, plantear problemas de percepción.

Cuando tengamos acabado nuestro peculiar cuaderno de bitácora de este viaje, lo podremos guardar en una carpeta para que cada participante nos lo podamos llevar.
“Nemo conocía el periscopio, pero no lo usaba. Posiblemente al mirar en él, reconoció su propio ojo reflejado y no se detuvo a descubrir los infinitos paisajes que dentro de éste había; de ahí su necesidad de definir las imágenes y sus fantasmas en la parte frontal de la nave”.

Juan Uslé, Madrid 1989
Información y reservas: 96 381 39 93
Horario de atención telefónica
Lunes- Jueves de 9h – 14h y 16h. – 19 h.
Viernes de 9h. – 14h.

EDAD:
A partir de 5 años.
Los talleres familiares no tienen límite de edad. Los menores de 12 años irán acompañados adultos.


Mapa web | Política de cookies

© Fundación Bancaja, 2006 - 2017. Todos los derechos reservados.

Tfno. 96 064 58 40

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la calidad de nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies

cerrar