Fundación Bancaja incorpora dos obras de Miquel Navarro a su colección de arte

Las esculturas Figura para la batalla I y Fontana amplían la presencia del artista valenciano en los fondos artísticos de la Fundación Bancaja, donde ya se encuentra representado.

Miquel Navarro ha cedido para su exhibición en la Fundación Bancaja la obra Tensión, una de las emblemáticas ciudades en su producción artística.

Fundación Bancaja ha incorporado a su colección de arte dos obras de Miquel Navarro: Figura para la batalla I (2008), una escultura de aluminio marino macizo de 3,45 metros de altura, y Fontana (1993), obra escultórica de latón con 3,90 metros de altura. Estas nuevas incorporaciones amplían la presencia del artista en los fondos de la Fundación Bancaja, donde ya se encuentra representado con escultura, obra gráfica y acuarela. Al mismo tiempo, Miquel Navarro ha cedido, para su instalación en la sede de la Fundación en València durante un año, la obra Tensión (1996), una de las emblemáticas ciudades en la producción del creador valenciano.

Las tres piezas están ya expuestas en La Cúpula, el espacio permanente de la colección de arte contemporáneo internacional de la Fundación Bancaja, donde actualmente se exhiben también obras de Andreu Alfaro, Julian Opie, Helmut Federle, Imi Knoebel, Sean Scully, Günther Förg, José Manuel Ballester, Eusebio Sempere y Manuel Hernández Mompó.

Miquel Navarro (Mislata, València, 1945), artista imprescindible en el arte contemporáneo español y de reconocimiento internacional, realiza sus estudios en la Escuela Superior de Bellas Artes de València. En 1973 crea la primera de sus emblemáticas ciudades. Realizadas inicialmente en terracota, más tarde incorpora metales como zinc, aluminio o bronce. Presenta su primera exposición individual en 1972 en Oviedo. En los años siguientes lo hará en las galerías Buades y Fernando Vijande en Madrid o Juana de Aizpuru en Sevilla, entre otras.  En sus inicios, fue clave su participación en la exposición New images from Spain, que comisariada por Margit Rowell tiene lugar en The Solomon R. Guggenheim Museum de Nueva York en la primavera de 1980, fundamental para su proyección internacional. En 1986 recibe el Premio Nacional de Artes Plásticas. Ese mismo año participa en la XLII Bienal de Venecia, Pabellón Español, junto a Ferrán García Sevilla, Cristina Iglesias y José María Sicilia. Miquel Navarro protagonizó la exposición antológica que la Fundación Bancaja presentó en julio de 2018 con un recorrido por más de cuatro décadas de trabajo del artista con obras datadas entre 1976 y 2018.

Sobre la colección de arte de la Fundación Bancaja

La colección de arte de la Fundación Bancaja está integrada por más de 2.800 obras de arte nacional e internacional que abarcan desde el siglo XV hasta el XXI y que engloban diferentes disciplinas como la pintura, la escultura, la fotografía, el grabado, el arte digital o la numismática.

Su conservación y difusión pública a través de exposiciones temporales propias y de la cesión de obras a otros museos y entidades públicas y privadas es uno de los pilares de actuación de la Fundación Bancaja.

Las obras y autores que componen la colección recorren distintas etapas artísticas: desde el Gótico al Renacimiento y el Barroco con artistas como Joan de Joanes, Thomas Yepes, José Ribera, Jerónimo Jacinto de Espinosa o Juan Conchillos; la pintura de finales del siglo XIX y principios del XX, destacando la representación de la pintura valenciana de entresiglos con artistas como Joaquín Sorolla, Ignacio Pinazo o José Benlliure; y el arte contemporáneo de los siglos XX y XXI, tanto valenciano como internacional, con nombres como el propio Miquel Navarro junto a otros como Josep Renau, José María Yturralde, Equipo Crónica, Juan Genovés, Andreu Alfaro, Joaquín Michavila, Manolo Valdés, Soledad Sevilla, Joan Cardells, Carmen Calvo, Miquel Navarro, Helmut Federle, Günther Förg, Axel Hütte, Imi Knoebel, Julian Opie o Sean Scully, entre otros. A estos nombres se suma la importante presencia de obra de Pablo Picasso, de quien la Fundación Bancaja conserva una de las mayores colecciones de obra gráfica a nivel internacional.