Introducción

Introducción, 1975

Ficha técnica

Título
Introducción
Año
1975
Autor
Teixidor de Otto / Jordi
Medidas
177 × 137 cm
Material
Pintura sintética y oleo sobre tela
Serie
Siglo XX: arte contemporáneo valenciano

La obra Introducción del artista Jordi Teixidor representa una vuelta a los valores intrínsecos de la pintura, como la materialidad y el color, en la que además convierte el soporte en un elemento tan indispensable como la propia pintura. Realizada en 1975, aborda una serie de variaciones cromáticas estructuradas a través de grandes superficies geométricas cuyos contornos definidos se establecen trazando alternativamente perfiles cóncavos y convexos. La parte inferior de la pieza afianza la huella de la pincelada mediante un acentuado contraste de grises, expandidos desde una armonía de proporciones. Estamos ante un cuadro que concede una importancia similar a los materiales y al gesto creativo, y en el cual el tema pasa a un segundo plano. Teixidor, próximo al movimiento conocido como support-surface (1966-1972), presenta el objeto de la pintura como la propia pintura. No se trata de una vuelta a las fuentes ni de la búsqueda de una pureza original, sino de la simple puesta en escena de los elementos pictóricos desde la neutralidad.

A partir de la carencia de un eje narrativo, el autor avanza con Introducción algunos de los elementos que lo alejarán de la figuración, la subjetividad y la estética del formalismo precedente en Europa. Por lo tanto, la obra pone en evidencia el proceso material de su realización desde la acción física, y no mental, de cubrir un lienzo. El cuadro integra un orden sereno y conforma así amplios campos de color y formas sencillas por medio de la técnica combinada de pintura sintética y óleo. Como resultado de ello, el artista trabaja sobre un espacio geométricamente pautado, sirviéndose de una cierta armonía de proporciones, a pesar de no cumplir estrictamente un rigor en su construcción. Las formas se recortan, y a la vez se enlazan, a partir del suave contraste cromático que ocupa la superficie completa del lienzo. Se trata de su pintura número 196, según la ordenación con la que Teixidor apunta cada trabajo que realiza. De esta misma serie existen otras dos versiones que el artista compuso también sobre lienzo, una vez abandonada la madera como soporte.

En 1966 Jordi Teixidor empieza a trabajar como conservador del Museo de Arte Abstracto de Cuenca y entra en contacto con Fernando Zóbel, Gustavo Torner y Gerardo Rueda. De esta manera, se sumerge en el mundo de la abstracción, dentro de la cual irá evolucionando de acuerdo con una sucesión de influencias posteriores. Además, en ese mismo año forma parte del grupo Nueva Generación, promovido por el crítico Juan Antonio Aguirre. En esos momentos utilizará la madera como soporte y conocerá el support-surface, movimiento auspiciado por teóricos y pintores franceses, que aparece como reacción a las corrientes minimalistas y neodadaístas dominantes.

Destaca una segunda influencia años después, cuando visita Nueva York en 1973 y conoce la pintura de Barnett Newman, Ad Reinhardt y los planos de color de la obra de Rothko. Iniciaría una tercera etapa dos años después, cercana a la realización de Introducción y en la cual se aproximará al grupo de la revista Trama, que representaba la tendencia support-surface en España. Los miembros de este grupo intentan recuperar un espacio propio del arte, el de la llamada pintura-pintura, inspirados parcialmente por el ya referido movimiento francés, acorde con postulados de las vanguardias de entreguerras. En este sentido, las formas recortadas que despliega en la obra Introducción también vinculan el trabajo de Teixidor con los planteamientos de la pintura hard-edge, desarrollada en la década de los sesenta y que se distingue del expresionismo abstracto por utilizar grandes superficies de color separadas por bordes claramente definidos.

«La pintura renace en la fisicidad del soporte y de la superficie desde una relación dinámica con el espacio», afirma Jean Clair. Teixidor se suma a las teorías que apoyaban el soporte y establece una relación dinámica entre este y el espacio para evitar que se convirtiera en un elemento pasivo del formato. Estos planteamientos, principalmente en torno a la realización de la obra Introducción, tienen como objetivo acabar con las viejas interpretaciones de la pintura, tratando de liberarse de las significaciones que se les podía otorgar y aportando a la superficie un destacado protagonismo por su valor
pictórico. De esta forma, el artista se situará en un espacio fronterizo entre la geometría y el gesto, entre el orden y la sensibilidad personalizados en el color, que, junto con la geometría, utilizará para articular su discurso estético. Acerca de este concepto, Teixidor afirma en una entrevista con Maya Aguiriano:1 «La geometría me ofrece un campo de estructuras por el cual me puedo mover y a partir del cual puedo generar determinadas formas».

El autor se acerca a una abstracción radical en la pintura para limitarla de esta forma a sus componentes esenciales. El resultado de este proceso en Teixidor deriva hacia una pintura poco estridente y que exige una mirada tranquila, pausada: una contemplación en silencio. El artista concentra y conecta así la pincelada, el matiz cromático y el acto de pintar en un único proceso.

Un año después de la realización de esta pieza, Teixidor participa en la Bienal de Venecia en el marco de la muestra «España: vanguardia artística y realidad social. 1936-1976». Tras su etapa neoyorquina, que finaliza en 1982, regresa a España y se instala en Madrid. A partir de ese momento su obra se personaliza y afianza la relación de esta con la poesía y la música. Por todo ello, Javier Maderuelo afirmará que Jordi Teixidor es un académico de la abstracción plástica.

Otras obras de la colección

Paisaje del Saler
Paisaje del Saler
Lozano Sanchis / Francisco, Siglo XX: arte contemporáneo valenciano
Sin título (familia)
Sin título (familia)
Toledo Mansanet / Joan Antoni, Siglo XX: arte contemporáneo valenciano
Paisaje de secano
Paisaje de secano
Lahuerta López / Genaro, Siglo XX: arte contemporáneo valenciano
Después del domingo
Después del domingo
Equipo Crónica, Siglo XX: arte contemporáneo valenciano