Fundación Bancaja presenta la exposición Sanleón. Retrospectiva 1990 – 2021

La muestra, integrada por un centenar de obras, revisa la trayectoria de José Sanleón en la retrospectiva más extensa del artista valenciano realizada hasta la fecha.

La Fundación Bancaja ha presentado esta mañana la exposición Sanleón. Retrospectiva 1990-2021, que permanecerá en su sede en València hasta el 5 de junio, ofreciendo un recorrido por más de 30 años de la trayectoria de José Sanleón en la que es la retrospectiva más extensa del artista valenciano realizada hasta la fecha. La presentación ha contado con la participación del artista, el presidente de la Fundación Bancaja, Rafael Alcón, y el comisario de la muestra, Fernando Castro.

La muestra revela la capacidad de Sanleón para situar su obra en un territorio abstracto y, a la vez, figurativo, dejando atrás de forma consciente la recurrente oposición entre abstracción y figuración. Sus tres décadas de producción artística se estructuran a través de ocho series temáticas –El esclavo, Laberinto, Manhattan, Imagen compuesta, Paisajes, Domus Dei, Seu, Devesa– que el artista ha iniciado y desarrollado en diferentes momentos de su carrera.

La exposición, integrada por un centenar de piezas –algunas inéditas- de colecciones públicas y privadas, muestra el transitar libre de Sanleón por diversas técnicas artísticas como la pintura, la escultura, el dibujo, la fotografía y el collage, así como el recurso a materiales diversos en su proceso creativo, desde el lienzo a la lona, el hierro, el aluminio, la madera o el papel. Entre la obra expuesta, figura la instalación Laberinto a la que el artista ha dado forma en la propia sala con el uso de 320 ladrillos refractarios.

José Sanleón ha mantenido a lo largo de toda su trayectoria un intenso impulso creativo transmitiendo una reivindicación de la dimensión energética y territorial del arte. El imaginario del artista valenciano puede analizarse en contraste con la herencia pictórica del informalismo, especialmente con ciertos desarrollos de Tàpies, y con el expresionismo abstracto, que se convirtieron en formas casi hegemónicas de la pintura en el siglo XX.

Su obra se puede poner en relación con las estéticas de la retracción, pero su concepción del arte remite también al action painting, especialmente a su escala envolvente y su dramática procesualidad. Lo determinante en su producción intensiva no son solo los ritmos, el vigor y la vitalidad, sino la gravedad.

Para Sanleón ha sido muy importante el comportamiento plástico que inaugura el expresionismo abstracto, pero también le interesan los planteamientos de la abstracción postpictórica o ciertas actitudes del minimalismo. Más allá del informalismo y del reduccionismo del minimal, el artista combina siempre entusiasmo y quietud, y en sus obras late el vigor creativo y la reflexión estética.

Sanleón introduce en sus cuadros lo fotográfico por medio de las serigrafías sobre lona. Son imágenes que aluden al territorio personal: autorretratos, fotografías de su mujer e hijos, o de una ciudad que ha recorrido.

A José Sanleón le interesa el vínculo paradójico entre el colapso de lo narrativo y la emergencia de lo utópico en sus formalizaciones plásticas de tipo reduccionista, de la misma forma que también parece prestar atención, en sus últimos y esenciales paisajes, al ritmo mondrianesco que vendría a poner freno a lo trágico.

Con motivo de la exposición se ha editado un catálogo con la reproducción de las obras expuestas y un texto del comisario. Dentro del programa de mediación cultural y artística de la Fundación Bancaja, se desarrollarán talleres para escolares así como para personas con discapacidad y personas en riesgo de exclusión.