Ficha técnica

Título
Tel Aviv
Año
2001
Autor
Förg / Günther
Medidas
240 × 160 cm
Material
Fotografía b/n sobre papel
Serie
Siglo XX: arte contemporáneo internacional

Paralelamente a su obra como pintor, Förg desarrolló un solidísimo trabajo como fotógrafo, parte del cual pudo contemplarse en València en 1999, en el IVAM, en una exposición realizada conjuntamente con el Reina Sofía, comisariada por Alicia Chillida, y que, antes que en el Centro del Carmen, pudo verse en el madrileño Palacio de Velázquez. Frente al modo frío y objetivista que dominó entre sus coetáneos, él patentó un estilo casual, intuitivo, subjetivo y dietarístico, que aplicó con gran tenacidad y constancia a edificios emblemáticos del tiempo de las vanguardias, un tiempo que, cuando Förg empezó a interesarse por él, solía estar arrumbado, en ruinas. Se sucedieron así sus miradas a la Alemania del tiempo de la República de Weimar —incluida la Bauhaus—, al Moscú constructivista de la década de los años veinte —dentro del cual le interesaba especialmente la figura de Konstantín Mélnikov—, a la Italia fascista —con miradas a la Universidad de Roma de Marcello Piacentini, al EUR también romano y tan metafísico, a Adalberto Libera y su Casa Malaparte en Capri y, sobre todo, a Giuseppe Teragni y su Casa del Fascio en Como—, a la casa de Ludwig Wittgenstein en Viena, a la arquitectura de Jože
Plečnik en Liubliana y Praga y en la propia capital austriaca, a la Atenas art déco, a la Rumanía de la Columna del Infinito de Brancusi, al exilio arquitectónico alemán en Turquía e Israel… En alguna ocasión se fue a fijar en el patrimonio arquitectónico español y, en este caso, hay que recordar sus miradas al pabellón de Mies para la Exposición de Barcelona de 1929; al gimnasio del madrileño Colegio Maravillas,
una de las obras maestras de un arquitecto de culto como Alejandro de la Sota, uno de los maestros por cierto de Juan Navarro Baldeweg; o al trabajo de Álvaro Siza en la ciudad de Santiago de Compostela. Este mirar sobre el pasado de una disciplina como la arquitectura ha de ser puesto en relación con sus indagaciones sobre algunos grandes hitos de otro arte, el de la palabra, y así hemos de recordar la existencia de una serie de libros suyos en los cuales dialoga con poemas de Hölderlin, Ezra Pound o Paul Celan, entre otros. Reiner Speck, en un texto especialmente interesante (el prólogo del catálogo de la exposición celebrada por el artista en 1997 en la Galerie Lelong de París), sugiere un fuerte paralelismo Pound-Förg y los considera a ambos vanguardistas tradicionalistas.

La magnífica fotografía que reseñamos, única que documenta en la colección la faceta fotográfica de un artista muy exhaustivamente representado en esta como pintor, fue tomada en la capital de Israel y pertenece al dilatado ciclo de imágenes en blanco y negro que dedicó a los barrios de estilo Bauhaus de Tel Aviv y Jerusalén, recogido en su libro Photographs: Bauhaus Tel Aviv-Jerusalem (Ostfildern-Ruit, Hatje Cantz, 2002); en realidad, catálogo de la exposición de ese título celebrada en Weimar y posteriormente presentada en la propia capital de Israel. Fueran alemanes exiliados o fueran de otras procedencias, arquitectos como Genia Averbuch, Joseph y Zeev Berlin, Zeev Heller, Pinchas Hütt, Richard Kauffmann, Lucian Korngold, Samuel Mestiechkin, Zeev Rechter o Arieh Sharon, entre otros muchos, han sido recuperados en ese país.

Esta fotografía, muy rodchenkiana en su concepto, pertenece a un grupo de veintidós incluidas en el libro-catálogo en cuestión, relativas a un conjunto de edificios emblemáticos construidos por la rusa Genia Averbuch en 1934, tras ganar el correspondiente concurso, en la actual plaza Zina Dizengoff de la que es conocida como la Ciudad Blanca, y ciertamente Förg con este ciclo no desmiente tal denominación. Otra de las imágenes pertenecientes a ese ciclo fue elegida como cubierta del volumen, lo cual nos da una idea de hasta qué punto el ocasionalpaseante de Tel Aviv era consciente de la importancia que posee el lugar dentro de la trama urbana de la capital israelí. Rudolf Schmitz, en su contribución al catálogo, da detalles exactos sobre aquellas deambulaciones y sobre las personas que ayudaron al artista a descubrir todo aquello, así como sobre su capacidad para apropiarse de aquel proyecto utopista tan degradado por el paso del tiempo. Felizmente, su inclusión por la Unesco en 2003 en la lista del patrimonio cultural de la humanidad y la acción del Bauhaus Center de Tel Aviv, fundado tres años antes, han permitido que se tome conciencia de la importancia internacional de tal legado. Tiene razón Rudi Fuchs cuando interpreta las fotografías de Förg en clave melancólica. Y también tiene razón Max Wechsler cuando subraya que los dos proyectos más relevantes del Förg fotógrafo fueron sus fotovisiones de Moscú, Tel Aviv y Jerusalén, y cuando afirma que, aunque por supuesto estas tienen un extraordinario valor documental, lo que triunfa en ellas y lo que las hace tan únicas es la subjetividad de la mirada del pintor-fotógrafo, por lo que también han de ser puestas en relación con sus cuadros.

Otras obras de la colección

Le sable mouvant
Le sable mouvant
Picasso / Pablo (Ruiz), Siglo XX: arte contemporáneo internacional
Deep Dream
Deep Dream
Uslé / Juan, Siglo XX: arte contemporáneo internacional
Dos Contes
Dos contes
Picasso / Pablo (Ruiz), Siglo XX: arte contemporáneo internacional
Drei Formen, 1/3, 1/8, 1/16
Drei Formen, 1/3, 1/8, 1/16
Federle / Helmut, Siglo XX: arte contemporáneo internacional