Ficha técnica

Título
Serie Las cuatro estaciones
Año
1030 -1932
Autor
Benlliure Gil / José
Medidas
100 × 200 cm
Material
Óleo sobre tela
Serie
Arte de Entresiglos XIX-XX

En febrero de 1930, José Benlliure Gil fue nombrado presidente de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de València. El cargo supuso quizá el reconocimiento definitivo de su prestigio por parte del entorno artístico valenciano, pero llegó casi al final de su vida, en una época en la cual su obra había perdido buena parte del atractivo del que había gozado para el mercado décadas antes. Se ha hecho referencia a una cierta incapacidad de José Benlliure para adaptarse a la evolución del gusto durante el primer tercio del siglo XIX como causa de esa dificultad para vender sus obras, dificultad de la que él era consciente en la época en que pintó esta serie de cuatro grandes lienzos en los cuales, si nos atenemos a su obra catalogada, el autor abordó una temática inédita en él. Estos cuadros ni siquiera figuraron entre las ciento veinte obras expuestas en su gran muestra monográfica de 2008, una exhibición que reveló aspectos muy poco conocidos de su producción y lo reivindicó como un artista extraordinariamente versátil, por lo que sin duda aportan una dimensión nueva con respecto al conjunto de su obra.

El primero de la serie Las cuatro estaciones aparece datado en enero de 1930 y está dedicado al otoño: una escena de vendimia protagonizada por cupidos y putti que se desarrolla a manera de friso alegórico y decorativo a la vez, donde abundan las aplicaciones luministas de color puro mediante pinceladas muy libres. Emplea aquí una estructura temática, de composición y de ejecución que mantiene en toda la serie durante los cuatro años que dedica a su producción, y sobre la cual incorpora elementos específicos en cada obra. En El otoño el antiguo motivo clásico de la guirnalda domina y organiza el resto de los elementos, mientras que el niño con una corona de hojas de parra que toca un aulós (oboe doble) parece una variación sobre el tema que Ignacio Pinazo desarrolló en su Fauno niño de 1897. El lienzo correspondiente a la primavera, datado en 1931, está dominado por reiterados temas florales que sirven a su autor para explorar contrastes cromáticos extremos. Por su parte, la escena del verano, pintada en 1932, está protagonizada por otro tema clásico, el de la cornucopia de frutos y hojas, junto con algunas acciones secundarias, anecdóticas y hasta desconcertantes por la carga de anacronismo (el cupido cazamariposas es sin duda una modernización kitsch de la iconografía tradicional) o por lo inverosímil (el otro cupido intentando agitar un árbol cargado de frutos, pero con un robustísimo tronco). El último cronológicamente en llegar, dedicado al invierno, es quizá el más abigarrado y complejo. En él incluso introduce a una pareja de figuras jóvenes, cubiertas con mantos, que entran en la escena por el fondo a la izquierda, como elemento de acceso al relato irreal de la acción principal desarrollada en torno al fuego, el tema de encuadre clásico asignado a esta estación. Es esta la obra más impregnada de herencia barroca de las cuatro, en la cual la dinámica de las figuras remite a los frescos de los Carracci para el palacio Farnese de Roma.

Solo el hecho de la reactivación mediante un estilo impresionista de estas figuras alegóricas tan tradicionales serviría para replantear el espíritu con que José Benlliure abordó sus últimas creaciones, pero, si sumamos la desmultiplicación del tiempo productivo por haber pintado las cuatro estaciones a lo largo de cuatro años, todo ello hace sospechar que Benlliure quiso desmarcarse de las temáticas, estrategias y ritmos productivos que habían caracterizado toda su obra anterior.

Otras obras de la colección

Retrato de Enriqueta García de Moscardó
Retrato de Enriqueta García de Moscardó
Sorolla Bastida / Joaquín, Arte de Entresiglos XIX-XX
El Piropo
El piropo
Mongrell Torrent / José, Arte de Entresiglos XIX-XX
La Plaza Redonda
La Plaza Redonda
Navarro Llorens / José, Arte de Entresiglos XIX-XX
La Barca
Barca
Sorolla Bastida / Joaquín, Arte de Entresiglos XIX-XX